• 🚚 Envíos a Toda Europa
  • 🚀 Nº 1 de Ventas en Amazon
  • Descuento a Partir del 2º producto comprado
  • 🚚 Envíos a Toda Europa
  • 🚀 Nº 1 de Ventas en Amazon
  • Descuento a Partir del 2º producto comprado

News Detail

<h1><em>15 motivos por los que tu gato maúlla sin cesar</em></h1> <p> </p>

15 motivos por los que tu gato maúlla sin cesar

 

Los maullidos del gato son su medio de comunicarse con nosotros, por lo que debemos prestarles mucha atención. Te contamos cuáles son los principales motivos por los que maúllan.

Los maullidos son una de las fuentes más importantes de información sobre el estado de ánimo e incluso la salud de nuestros gatos. Por tanto, debemos prestarles especial atención, ya que es su forma primordial de comunicarse con nosotros y como tal nos proporciona muchas pistas sobre lo que quieren y lo que no, y lo que les sucede.

Al ser algo tan característico de los gatos, es posible que a veces no les hagamos demasiado caso. Es un error ya que el gato siempre nos quiere decir algo cuando emite sonidos.

En este sentido, habrás observado (o más bien escuchado) que tu gato maúlla de forma distinta según por lo que maúlle. Por ejemplo, no es lo mismo, como te contamos en la galería, demandarte caricias y mimos que pedirte comida; el tono e incluso el volumen serán distintos. Poco a poco podrás entenderlo cada vez mejor y vuestra comunicación mejorará notablemente.

Los maullidos también son un buen indicador sobre la salud de nuestro gato. Cuando le duele o le molesta algo, el gato se quejará. El maullido es distinto al resto en estos casos, por lo que a la menor duda de si lo notas cambiado, te recomendamos que acudas al veterinario porque puede deberse a algún problema de salud.

Los sonidos emitidos por el gato son todo un mundo aparte. Podemos dividirlos en sonidos medios, sonidos de baja intensidad y sonidos de gran intensidad. Los maullidos se encuentran entre los primeros, mientras que el bufido, por ejemplo, se encuentra entre los de gran intensidad ya que suelen ir asociados a la agresividad, en mayor o menor grado.

Este nivel de intensidad depende de la emoción que nos esté intentando comunicar el gato. Cuanto más intenso sea el maullido, más “urgente” es el mensaje que nos quiere transmitir o la emoción que quiere que comprendamos. Además, el maullido también es distinto según el estado en que se encuentre el gato. Si está relajado, serán cortos y más agudos; si está nervioso o enfadado, serán más largos y profundos.

En definitiva, todo un mundo de sonidos. Aprender a escuchar a tu gato es muy importante; por ello te traemos algunas de las causas más comunes de sus maullidos.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated