• 🚚 Envíos a Toda Europa
  • 🚀 Nº 1 de Ventas en Amazon
  • Descuento a Partir del 2º producto comprado
  • 🚚 Envíos a Toda Europa
  • 🚀 Nº 1 de Ventas en Amazon
  • Descuento a Partir del 2º producto comprado

News Detail

<h1><em>Cómo pueden afectar las enfermedades articulares a la obesidad de tu mascota</em></h1> <p> </p>

Cómo pueden afectar las enfermedades articulares a la obesidad de tu mascota

 

Las artropatías son las enfermedades que afectan a las articulaciones. La artritis es un término que denota cambios inflamatorios en la articulación, mientras que la artrosis es la enfermedad articular no inflamatoria. La poliartritis es la inflación que afecta de un modo simultáneo a varias articulaciones. La osteoartiritis y osteoartrosis es la enfermedad articular degenerativa no inflamatoria caracterizada por degeneración del cartílago articular, hipertrofia del hueso y cambios en la membrana sinovial. Finalmente, la anquilosis es el resultado final de las enfermedades articulares degenerativas o inflamatorias.
Las enfermedades articulares caninas más comunes en el perro podemos clasificarlas de acuerdo a si son inflamatorias o no inflamatorias. A su vez, las inflamatorias las podemos clasificar en infecciosas y no infecciosas, y estas últimas en erosivas y no erosivas. Las no inflamatorias más comunes en los perros son la enfermedad articular degenerativa y aquéllas resultantes de traumatismos o neoplasias. Se han encontrado numerosos agentes infecciosos que pueden provocar enfermedades articulares y que incluyen bacterias, hongos, virus y protozoos.

La enfermedad articular degenerativa (EAD) u osteoartritis consiste en una degeneración no inflamatoria, no infecciosa, del cartílago articular acompañada por la formación de hueso y fibrosis de los tejidos blandos próximos a la articulación. Aunque se clasifica como no inflamatoria, siempre existe un proceso inflamatorio leve. Estas patologías pueden ser primarias o secundarias, dependiendo de la causa.

Muchos perros con signos de enfermedad articular degenerativa son obesos. La obesidad puede ser un factor casual o bien precursor en el desarrollo de este tipo de patologías, o incluso puede ser una respuesta al dolor crónico. Los perros con dolor reducen su actividad física y pueden ganar peso si la ingesta de alimentos no es regulada. La pérdida ponderal o control de peso en los perros con EAD es un tema sumamente importante que debe ser tratado con vuestro veterinario. El adelgazamiento se puede relacionar con la reducción del dolor e incremento de la actividad en los perros afectados. Una vez que la fase inflamatoria esté controlada, la actividad física regular moderada (sin suficiente intensidad para causar claudicación) es importante para mantener el movimiento de la articulación, resistencia muscular y sostén articular. La natación parece mantener la fuerza muscular sin incrementar las cargas articulares.

La mayoría de los perros con enfermedad articular degenerativa pueden valerse perfectamente si reciben el tratamiento apropiado.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated