• 🚚 Envíos a Toda Europa
  • 🚀 Nº 1 de Ventas en Amazon
  • Descuento a Partir del 2º producto comprado
  • 🚚 Envíos a Toda Europa
  • 🚀 Nº 1 de Ventas en Amazon
  • Descuento a Partir del 2º producto comprado

News Detail

<h1><em>¿Cómo tomarle la temperatura a mi mascota?</h1> <p> </p>

¿Cómo tomarle la temperatura a mi mascota?

 

¿Tu mascota está actuando diferente, y no sabes qué tiene?, a todos nos ha pasado. Hay días en que se comportan de una manera extraña y nos llenan de preocupación.

Una de las formas más rápidas de saber si a nuestro perro o gato le pasa algo anormal, es tomándole la temperatura corporal. Esa suele ser la primera recomendación, antes de decidir otra cosa.

Pero, ¿sabes cómo hacerlo? O ¿cómo es la forma más correcta? ¿No?, pues no te preocupes, en este artículo aprenderás a hacerlo. Es muy fácil.

Los termómetros

Lo primero que necesitamos, obviamente, es un termómetro. Hay dos tipos de termómetros muy comunes: los digitales y los rectales.

En el caso de los termómetros digitales, estos se insertan en el canal auditivo (oreja), y los rectales en, como su nombre lo deja muy claro, en el recto.

No obstante, es muy común que los gatos y perros se resistan a cualquiera de las dos opciones, por lo que tomarles la temperatura corporal puede resultar todo un desafío.

Técnica rectal

Para tomarle la temperatura con mayor precisión a tu perro o gato, debes introducir el termómetro, aproximadamente, un centímetro en el recto. Si tu mascota se encuentra de pie, muy seguramente reaccionará sentándose, lo que no logrará dar un resultado preciso.

Si esto ocurre, intenta colocar a tu mascota de lado, y mueve de forma muy suave su cola hacia un lado. Al meter el termómetro, trata de hacerlo contra la piel del ano para poder tener una lectura más correcta.

En la actualidad, la mayoría de los termómetros ofrecen los resultados en apenas 10 segundos. Si tú gato o perro está sano, la lectura que debería darte el aparato es entre 37,77 y 39,16 °C.

Técnica digital

Lo primero que debes hacer es prender el termómetro y dejar que se calibre. Muchos termómetros digitales suelen emitir un sonido cuando realizan este proceso, y posteriormente volverá a emitir un pitido cuando esté listo para hacer la lectura.

Para tomarle la temperatura a tu perro o gato, introduce muy suavemente el aparato en el canal auditivo horizontal, sosteniéndolo, preferiblemente, en un ángulo de 90° con respeto a la cabeza de tu mascota.

Es muy probable que tu mascota se resista. Si lo hace, no fuerces el termómetro dentro de su canal auditivo. Un oído infectado significa que genera dolor, y al insertarlo, puede resultar aún más doloroso para tu animalito.

Además, vale la pena destacar que usar un termómetro de oído en un gato o perro que tiene una infección en su canal auditivo generará una lectura inexacta.

Qué hacer después

Lo primero que hay que hacer es verificar el resultado que arroje el termómetro. Si tienes dudas, lo mejor es esperar 10 minutos y repetir el proceso.

Si la temperatura corporal de tu perro o gato es muy baja, es posible que el aparato pueda haberse introducido de manera incorrecta.

Si arroja un resultado alto, se recomienda que le des a tu mascota un poco de agua o trozos de hielo. También puede ser muy útil aplicar paños fríos a sus patas, y colocarlo en un área ventilada.

Si, por el contrario, la lectura que te arroja el termómetro es muy baja, lo más ideal es que envuelvas a tu mascota en mantas o toallas calientes.

Las temperaturas superiores a 40 °C o interiores a 37 °C se consideran situaciones de emergencia. En cualquiera de los dos casos, se aconseja consultar a un veterinario para poder determinar las causas de la anomalía.

Debido a que la variación de la temperatura corporal no se manifiesta de manera muy visible, debes estar pendiente si notas temblores o una variación en el color de sus encías, así como posibles jadeos en tu mascota.

 

www.daonly.com


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated