• 🚚 Envíos 48/96 h a Europa
  • Descuento al comprar + de 2 productos
  • 🚚 Envíos 48/96 h a Europa
  • Descuento al comprar + de 2 productos

News Detail

<h1><em>“He visto a un lindo gatito… ¡en mi cama!”</h1> <p> </p>

“He visto a un lindo gatito… ¡en mi cama!”

“He visto a un lindo gatito… ¡en mi cama!”

Quienes tienen gatos como mascota saben que ellos están en todos lados… sobre todo en las camas. Cuando es hora de dormir, bien sea de día o de noche, estos animales buscan las formar de “invadir” la cama de sus papás y mámas con el fin de descansar y hacer compañía.

Muchos creen que se trata de una “mala costumbre”, pero lo cierto es que los gatos, pese a ser domesticados, siempre mantendrán su parte natural y salvaje, que forman su instinto animal. Así que no es de extrañar que el gatito de casa, desee acomodarse en el regazo de su padre o de su madre en la cama.

No obstante, es bueno saber cuáles son las principales razones por las que los felinos buscan dormir con sus dueños.

¡Calor!

Los gatos son animales a los que les apetecen bastante las altas temperaturas, por ello es común verlos reposando cerca de aparatos que generan calor, almohadas, sofás, cocina, en pleno sol en el jardín o patio, etc. Por esa misma razón, no sorprende que una cama, llena de edredones y almohadas, sea totalmente tentativa para la mascota. Aún más, si tú te acuestas junto a ellos.

Por supuesto, dormir más cómodo

¿A quién no le gusta dormir largas horas en un lugar esponjoso, cálido y cómodo? ¡A todos! Y esa es la misma razón que tienen los gatos para acomodarse a descansar en la cama con su familia. Y es que según los especialistas, los felinos son tan flojos que no tienen ningún inconveniente en dormir por más de 10 horas continuas durante el día.

Claro, a los gatos se les puede ver durmiendo en cualquier lugar de la casa, incluso en los menos pensados, pero nada mejor que una cama acolchada. Una de las mejores formas de sacar al felino de la cama es prepararle a él una buena cama donde le agrade estar por bastante rato.

Probablemente, esa sea la causa por la que prefiere dormir en otro lugar y no en el suyo. Se recomienda revisar constantemente las condiciones de la cama del gato, pues a veces, con el tiempo, llega a perder lo acolchado y eso le resta comodidad.

Con sus padres, se sienten más seguros

Pese a que los gatos tienen un instinto de supervivencia súper ágil, ellos necesitan sentirse protegidos por sus cuidadores. Pareciera que constantemente están tranquilos, flojos y sin temor, pero eso no es así. En el fondo, están alertas ante cualquier ruido o movimiento que perciban a su alrededor.

Es por ello, que cuando los felinos establecen lazos fuertes con sus cuidadores, se vuelven más afectivos con los humanos, al querer estar siempre junto a ellos… incluido cuando están durmiendo en sus camas.

El animal es capaz de descansar mejor cuando se siente acompañado, de eso no hay dudad. Esa confianza le permite al felino sentir que nada malo le podrá ocurrir teniendo la compañía de sus queridos papás. Muchas veces, es posible que los gatos se suban al regazo de sus dueños y duerman muy tranquilos. Eso se llama confianza mutua.

“¡Es mi cama!”

Pues, es bastante seguro que también ocurra lo siguiente: el gato tiene la certeza de que esa cama es suya y tiene todo el derecho de dormir allí cuantas veces quiera. Y es que los felinos tienen una personalidad territorial y por ello, a veces delimitan sus espacios.

De allí, la importancia de dejarles en claro a los gatos cuál es el lugar que tiene dentro del hogar. Todo tiene que ver con el afecto que siente el animal por su cuidador y su entorno.

Se trata de amor y cariño

Muchas veces, se oye a las personas decir que los gatos no tienen empatía, no demuestran cariño hacia sus amos. Pero eso definitivamente, no es cierto. Los animales domésticos llegan a desarrollar lazos fuertes con los seres humanos, al punto de que terminan… durmiendo en la cama con ellos.

Así que esta también es una de las razones por las que el gato deseará dormir en la misma cama que sus dueños. Allí además de sentirse a salvo, seguros, cómodos, también pueden demostrar todo el amor que sienten por ellos. Es una especie de nido que comparten cariñosos y tranquilos.

Los gatos pueden relajarse sin problemas cuando están en compañía de sus papás. Después de leer esta información, no hay que sorprenderse de por qué los gatitos siempre querrán “saltar” a las camas: solo buscan amor y calidez.

www.daonly.com


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated