• 🚚 Envíos 48/96 h a Europa
  • Descuento al comprar + de 2 productos
  • 🚚 Envíos 48/96 h a Europa
  • Descuento al comprar + de 2 productos

News Detail

<h1><em>¿Puede usarse la creolina con fines veterinarios?</em></h1> <p> </p>

¿Puede usarse la creolina con fines veterinarios?

¿Puede usarse la creolina con fines veterinarios?

A nivel general, la creolina destaca por su efecto desinfectante gracias al que acaba con microorganismos en áreas infectadas. Sin embargo, está contraindicado su empleo y aplicación directa sobre la piel de los canes.

La creolina debe utilizarse exclusivamente para la limpieza doméstica o industrial. Poco a poco profundizaremos en la secuela de usarlo para el cuidado animal.

Acercamiento a la creolina

En primera instancia, se trató de una marca comercial. De allí se convirtió en el nombre genérico de una gama de desinfectantes cuya base eran los fenoles. El agente principal es la creosota, un residuo que deja la destilación de madera.

La creosota está formada por el cresol y el fenol. Posee una tonalidad azabache así como potente efecto desinfectante que supera a la lejía. Por ende, se disuelve en agua. También es excelente eliminando malos olores.

Su empleo es tan delicado que se aconseja el uso de guantes, mascarilla y lentes protectores durante su manipulación.

Su uso cotidiano

Merece mucha cautela utilizarlo en pisos, baños o áreas habitadas por animales para evitar la proliferación de bacterias. El producto se disuelve en agua, pulveriza en la superficie sucia y con una escosa remueve el excedente.

Pasados quince minutos, se enjuaga con agua abundante. Sin embargo, entre marcas pueden variar las indicaciones y la concentración del producto. Por otra lado, es eficaz en la erradicación de pulgas, garrapatas, bichos e incluso como protector de la madera.

¿Es prudente bañar a los canes en creolina?

En las superficies la creolina es altamente eficaz. Sin embargo, de ninguna manera debe bañarse con ella a los perros. Su empleo debe centrarse netamente en las superficies.

De lo contrario, los dueños se estarán arriesgando a intoxicar gravemente a sus mascotas. Debe descartarse por completo su uso para tratar o combatir la presencia de pulgas y garrapatas en la mascota.

En su lugar, puede limpiarse la vivienda con ella y consultar con el veterinario algún producto para bañar a la mascota. Las pipetas o los collares anti-pulgas pueden mantener a raya a estos indeseables bichos.

En locales especializados pueden asesorar sobre las diferentes opciones que ofrece el mercado. También se desaconseja utilizar creolina si el can sufre sarna. Al contrario, una consulta veterinaria será la mejor forma de proceder.

Así el experto podrá hacer el diagnóstico y recetar el tratamiento oportuno. ¿Por qué? Existen diferentes clases de sarna, además las lesiones en la piel o la alopecia pueden responder a factores varios.

La toxicidad de la creolina

Las precauciones que deben tomar las personas para manipular la creolina reflejan su toxicidad latente. Estas buscan proteger la piel de salpicaduras accidentales. Tanto animales como personas se exponen a sus efectos tóxicos si se emplea irresponsablemente.

Su intenso olor puede tornarse irritante para el sistema respiratorio. Asimismo, su contacto con la dermis tiene diversas secuelas que escalan en gravedad, entre ellas:

  • Anemia hemolítica
  • Fallos a nivel del sistema nervioso
  • Anomalías a nivel renal
  • Complicaciones en el hígado
  • Alteraciones en el tracto digestivo

Por tanto, no debe subestimarse el peligro de un manejo imprudente de la creolina. ¡Muchos menos usarlo para atender enfermedades en los canes!

Sin excepciones

Ciertamente, existen cuidadores despreocupados que emplean este desinfectante sobre canes queriendo deshacerse de garrapatas o pulgas. Sin embargo, sin importar hasta qué punto se diluya: el riesgo está latente.

Cualquier intento de darle un fin veterinario sería un episodio claro de negligencia en el cuidado animal. Existe otro escenario donde también se recurre a la creolina de forma errada.

¿Cuál? Al aplicarse creolina para repeler a los canes con la intención de evitar hagas sus necesidades en un lugar puntual. Hay otras alternativas para erradicar los olores de orina de los perros o evitar que repitan la travesura.

¿Por qué es contraproducente? Los errores en su uso pueden convertirse en un peligro potencial para los integrantes de la casa.

Equivocaciones como excederse con la concentración del desinfectar u olvidar ventilar la habitación potenciarán su efecto tóxico. Lo más saludable será secar el orine, apelar a productos naturales como el infalible vinagre.

Este acabará con los malos olores y solo faltará secar el área. Vale acotar que el vinagre es ampliamente recomendado para la limpieza general de los hogares. Al vivir con personas mayores, niños o mascotas sustituir los químicos con productos naturales será la mejor decisión.

Los productos industriales acarrean múltiples efectos adversos, químicos y pueden desencadenar alergias o ser tóxicos. Para cuidar el bienestar de todos en el hogar, será mejor elegir cuidadosamente cómo higienizar la vivienda.

Ante cualquier duda, el veterinario podrá dar alternativas oportunas para los diferentes síntomas que presente el can.

www.daonly.com


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated