• 🚚 Envíos 48/96 h a Europa
  • Descuento al comprar + de 2 productos
  • 🚚 Envíos 48/96 h a Europa
  • Descuento al comprar + de 2 productos

News Detail

<h1><em>Las cosas que jamás debes hacerle a tu gato</em></h1> <p> </p>

Las cosas que jamás debes hacerle a tu gato

Las cosas que jamás debes hacerle a tu gato

¿Estás pensando en tener un gato? ¡Fantástico! Son unos animalitos que, aunque no lo parezca, te brindarán mucho amor, siempre y cuando, claro, este sea recíproco.

Hay que tener en consideración, sin embargo, que tener un gato no es algo que debe tomarse a la ligera. No se trata simplemente de abrirle la puerta de tu hogar y no darle la atención y cuidado que necesitan.

Tampoco lo tengas si tu intención es únicamente distraerte de vez en cuando con él, o para cumplir un deseo de otra persona en tu casa. La responsabilidad es muy importante para garantizar que el felino esté en buen estado siempre.

A continuación, se presentarán algunas cosas que no debes hacer si tienes un gato. Si ya cometes alguno de estos errores, trata de corregirlos lo más pronto posible. Los gatitos no merecen malos tratos.

1.     No respetar sus libertades básicas:

Al igual que los humanos, los gatos también tienen derechos, y son merecedores de libertades básicas para que estén en perfecto estado. Esto implica que deben estar libres de hambre, malnutrición y sed; de dolor y enfermedad; de disconfort; de miedo y estrés; y de expresión.

2.     No llevarlo al veterinario:

Es totalmente falso que a las mascotas solo hay que llevarlas al médico cuando noten algo raro en ellos o se sientan mal. Si bien, claro, hay que hacerlo cuando se manifieste algún comportamiento extraño, también deben hacerse visitas de control.

Si crees que está sano, igualmente debes llevarlo al veterinario al menos una vez al año para que le hagan un chequeo, a fin de evitar cualquier problema que no se manifieste claramente. Igualmente, para que tenga al día sus cartas de desparasitación y vacunación.

3.     No prestarle atención:

Una de las cosas que más puede afectar a tu gato es que no le prestes atención. No se trata solamente de darle alimentación, también hay que darle amor. Tu minino necesita hacer ejercicio y jugar, y también recibir mimos. Dedícale el tiempo que se merece, de lo contrario estará siempre aburrido y con exceso de energía acumulada lo que hará que esté estresado, irritable y pueda a la larga causar problemas de conducta.

4.     Castigarlo:

Es normal que puedan ocurrir situaciones que te hagan perder la paciencia cuando convives con un gato, pero el castigo no es el modo correcto de educarlo, pues no entenderá la causa de tu molestia. Si lo castigas, el gato comenzará a desconfiar de ti y rechazarte. Esto puede traducirse en el futuro en problemas de comportamiento.

5.     No respetar sus límites:

El exceso de cariño tampoco es bueno, es importante saber notar cuando tu gato ya tuvo suficiente. A veces puedes molestarlo sin saberlo y como respuesta podría, en el peor de los casos, morderte o arañarte. Si está cansado, déjalo descansar.

6.     Humanizarlo:

Muchas veces los dueños pueden encariñarse tanto con un gato que pueden tratar de humanizarlos, haciendo, por ejemplo, que use accesorios que no son apropiados para una mascota, solamente para reírse un rato.

Tus necesidades y las de tu gato no son las mismas, esto quiere decir que a la hora de que vayas a darle un obsequio analices bien si realmente es para él, o para darte un gusto a ti. Además, un gato necesita comportarse como es debido, debe jugar, arañar, maullar, no puedes intentar que deje de hacer alguna de esas cosas.

7.     Hacerlo sentir mal para divertirte:

Asustarlos, maltratarlos o darles falsas expectativas para reírte por su frustración o dolor pueden realmente afectar emocionalmente a los gatos. Nunca debes golpearlos, ni tampoco ofrecerles cosas para luego no dárselas. Los mininos son muy sensibles y no se merecen ser objetos de burlas.

8.     Hacerle una desungulación:

Nunca, por ningún motivo, debes contemplar someter a tu gato a una intervención quirúrgica para eliminar sus garras, solamente para que no te estrese. Es una práctica cruel, tu animalito necesita rascar, aruñar y defenderse para estar sano. Si el menino constantemente anda causando daños a cosas en tu hogar o a ti mismo, debes buscar la forma natural de que redirija esas conductas a juguetes o rascadores, por ejemplo.

9.     Abandonarlo:

Lamentablemente, en muchas ocasiones, los animales domésticos terminan en manos de gente que no los quiere o los merece. A veces ocurre que no entendían lo que significaba tener un gato y luego se cansan de él, y recurren a la opción de abandonarlo. No lo hagas, además de partirle el corazón, dejarlo a su suerte podría ocasionar su muerte.

www.daonly.com


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated